Margarita Xirgu

 
iniciobiografiavivenciasfotosarchivo familiarlinksbibliografíamail

 

 

35. LA XIRGU Y LOS DALI

 

Por el Baix Ebre se asegura que los apellidos Xirgu y Dalí provenían del nombre de unos utensilios -la sirga y el dalí- y del nombre de un par de oficios -el sirgador y el daliner- relacionados con los llaguters, habitantes de Tortosa. La sirga es una maroma o soga, que sirve para estibar las embarcaciones fluviales. Los llaguters improvisaban un grupo de frases muy bestias, alusivas a su trabajo pesado, que les impedía poder cumplir con la parienta, eran frases que culminaban con un grito bien fuerte: "Viva lo dalí"!. Los navegantes fluviales del Ebro entonaban esta canción así que avistaban el puerto donde tenían que hacer parada, acompañada por unos toques de cuerno que destrozaban los tímpanos. De esta manera, la gente que quería ir a una de las poblaciones ribereñas del curso del río, o enviar algo, al oír todo aquel fenomenal jaleo se encaminaba rápido hacia el lugar donde atracaba el laúd, con el fin de embarcarse o bien de embarcar aquello que deseaba. En cuanto al otro apellido, el inicial fue Sirgo, más tarde se convirtió en Xirgo y finalmente en Xirgu. Hoy día ya casi no encontramos personas que se llamen Xirgo o Xirgu y poquísimas que se llamen Dalí. También se ha dicho que el apellido Dalí es árabe. Los Dalí árabes son seguramente descendientes de aquellos antiguos árabes que fueron a trabajar al tramo final del río Ebro, ya que se dice que la empresa llagutera acogió unos cuantos y que, posteriormente, algunos de ellos decidieron emprender el camino de retorno hacia sus países de procedencia, abandonando un trabajo durísimo y bastante mal pagado, pero bautizados con un apellido que, en el futuro, sería muy famoso. No hay duda pues que Dalí es un apellido genuinamente catalán. Dalí -en minúscula- era el nombre que recibía un bastón que utilizaban los viejos llaguters del Ebro. Cualquier diccionario de la lengua catalana lo recoge, excepto aquellos que han sido editados recientemente, o bien de aquellos otros breves los primeros de los cuales han eliminado esta palabra de sus páginas dado que, desde hace muchos años, el citado bastón ha caído en desuso del todo. Y un bastón, precisamente (que, en algunos casos y en cierta manera, recordaba el dalí), era lo que siempre solía llevar en las manos y exhibir con auténtico orgullo Salvador Dalí, como si el llamado genio de Portlligat quisiera confirmar así el origen de su apellido.

 

Salvador Dalí

(Foto hecha por Melitó Casals)

La primera relación entre Margarita Xirgu y Salvador Dalí, sin ellos saberlo, es pues la procedencia y las raíces de sus apellidos. La primera relación artística que la Xirgu y Dalí tuvieron, fue con la obra "Mariana Pineda", de Federico García Lorca, que su madre Vicenta Lorca le había recomendado que estrenara Margarita, después de haberla visto, con mucha admiración, actuar. Federico, amigo de Dalí, hacía tiempo que le había dicho que iba a escribir una obra dedicada a la heroína granadina, a la cual llamaba afectuosamente "Marianita", y le preguntó si él estaría dispuesto a confeccionar los figurines del vestuario y los decorados; obteniendo del pintor figuerense una respuesta afirmativa. Al cabo de un tiempo, al empezar el mes de abril de 1.927, el poeta andaluz informó a Salvador Dalí que había acabado de redactar el texto de Mariana Pineda y que esta obra no tardaría mucho a ser estrenada, después del extraordinario éxito de la lectura efectuada por Margarita Xirgu, en el Teatro Fontalba de Madrid con la asistencia de Manuel Azaña, presidente del Ateneo y futuro presidente de la Segunda República. Entonces, el pintor ampurdanés dirigió una carta a García Lorca, donde le decía:
"Querido Federico: Veo que parece cierta al fin la realización de tu Marianita Pineda. Mi padre está encantado; iremos toda la familia al estreno...además me dice que si dentro de dos meses no has publicado aún nada, va a escribirte una carta terrible.

Yo siento mucho estar haciendo de Tailón, porque según lo pronto que fuese el estreno me sería materialmente imposible hacer los decorados, ya que si me encargara de ello, sería para hacer algo tan bien como supiera y, naturalmente, con bastante tiempo, a pesar de que tengo vista perfectamente su realización plástica.
No hay ni que hablar de que una cosa tan depurada como tu Marianita Pineda es imposible que sea realizada con un decorado estúpido; de los conocidos sólo Manuel Ángeles y yo te lo podemos hacer".
Con la expresión "haciendo de Tailón" Dalí quería decir que, en aquel momento, estaba haciendo el servicio militar en el castillo de Sant Ferran, de Figueres, circunstancia que podía impedirle tener acabados los decorados de Mariana Pineda para el estreno de la obra.



Carta de Dalí a Lorca donde expone sus ideas sobre los decorados de "Mariana Pineda",

extraída del libro "García Lorca en Cataluña" de Antonina Rodrigo.

 

Dalí escribe, también en la mencionada carta, llena de faltas de ortografía típicas de un catalán escribiendo en castellano:
"Indicaciones generales para la realización plástica de Mariana Pineda:
Todas las escenas enmarcadas en el marco blanco de la litografía que tú proyectaste, en ese marco blanco, además del título, podría ir un verso, que cambiaría en cada acto.
Los telones de los decorados tienen que servir de meros fondos a las figuras, con afiligranadas indicaciones plásticas de la escena, el color tiene que estar en los trajes de los personajes; por lo tanto, para que éstos tengan máxima visibilidad, el decorado será casi monocromo; las ligerísimas cambiantes de tono tienen que ser como desteñidas; todos los muebles, cornucopias, consolas, etc., dibujados sencillamente en el decorado; el clave, de cartón recortado y pintado igual que los demás muebles; en cambio, los cristales tienen que ser de verdad (me parece, ¿y a ti?).
El conjunto será de una sencillez tal, que (me parece) a los mismos puercos dejará de indignar, porque la impresión que dará al levantarse el telón y antes de empezar a analizar será de una calma y naturalidad absolutas.
Además, desgraciadamente, ya hay demasiada gente que tolera esas cosas; aquí todo Dios teme pasar por tonto y dice que le gusta pasar por inteligente.
(Nota para el decorado de Mariana Pineda)
Aprovechar la máxima sugestión sentimental de los ligerísimos acordes cromáticos del decorado".

La colaboración fue absoluta. Lorca ilustró a Dalí sobre el ambiente de Granada en el primer cuarto del siglo XIX. El poeta le sugirió escenarios de formas estilizadas, en harmonía con la más pura esencia romántica de la época.

 

Decorados extraídos del libro "García Lorca en Cataluña" de
Antonina Rodrigo

Figurín de "Mariana Pineda" diseñado por Salvador Dalí

Margarida Xirgu protagonitzando "Mariana Pineda"

Archivo Germans Xirgu

Decorado extraído del libro "García Lorca. Vida y obra de un poeta" de José Monleón


Para resaltar la calidad de las estampas - Lorca subtituló el drama como "Romance popular en tres estampas" - los decorados eran más pequeños que la embocadura, por lo cual resultaba un escenario dentro del escenario. Sebastià Gasch escribía en la revista El Amigo de las Artes: Este decorado contiene latente toda la Andalucía intuida, presentida por un hombre que no la conoce ... El amarillo de un vestido se conjuga con el negro del fondo. La ondulación del sofá se enlaza con las curvas de una silla. El reloj de pared prolonga la línea de una ventana. Las rayas de un vestido juegan con las rayas de la puerta. Y así hasta el infinito. Sinfonía total, orquestación constante.
El 24 de junio de 1.927 se estrena "Mariana Pineda" en el Teatro Goya de Barcelona.
Una entusiasta espectadora del estreno fue Ana Maria Dalí, la hermana del pintor que decía: "Componíamos un grupo formado por Federico, la Xirgu, mi hermano, Moraguetes, (el periodista Rafael Moragas de "La noche") ... y algunos actores de la compañía. Fuimos paseando por el Barrio Gótico, Plaza Sant Jaume, calle Ferran, Ramblas, hasta la terraza del café Lyon d'Or, donde nos sentábamos".
El 12 de octubre de 1.927 se estrena "Mariana Pineda" en el Teatro Fontalba de Madrid.

Dalí da recuerdos para Margarita Xirgu en la siguiente carta:

"Federico:
He recibido los dos últimos números de "Verso y prosa"; es espantoso el marasmo putrefacto en que se mueve toda la promoción de Prados, Altolaguirre, etc. Qué arbitrariedad más espantosa; y en el fondo de sus pseudointelectualismos, qué roñoso sentimentalismo. Me dan pena tus cosas tan únicas y verdaderas confundidas entre todo esto.
Pronto recibirás casi un libro de poemas míos; poéticamente soy el anti-Juan Ramón, que me parece evidentemente el jefe máximo de la putrefacción poética; es su putrefacción la peor de todas, ya que a su lado hasta el gran vulgar y puerco de Rubén Darío, por su malísimo gusto adquiere una cierta gracia sudamericana parecida a la arquitectura de la Casa Colom en Cadaqués.
La metáfora y la imagen han sido hasta hoy anecdóticas; tanto es así, que hasta las más puras e incontrolables pueden ser explicadas como un acertijo. En fin, ya te escribiré un largo ensayo sobre lo que pienso de la poesía.
Te abrazo,
Dalí Salvador"
y en los márgenes izquierda, superior e inferior en la misma misiva:
" Adiós, el poema de las cositas que te mandé, ¿qué te pareció?. Juan Ramón no ha visto nunca nada, sólo percibe de las cosas emociones roñosas.
Saluda a la Xirgu, Muñones, Porredones, etc.
Recuerdos a los Calandres de goma, de los cafés y vístrulos. He releído "Platero y yo", del que tenía buena idea; es un asco todo ese éxtasis emocional delante de las cosas que no ve, que no ve en absoluto.
Figueras, octubre 1927"
Cómicamente daba recuerdos a Fernando Porredón, Porredones que rimaba con Muñones y que no era ningún actor de la compañía.

Salvador Dalí tenía envidia de Margarita Xirgu, por su comportamiento tan cariñoso con Federico García Lorca, del que estaba enamorado. Eran tan fuertes los celos que aprovechaba cualquier ocasión para decir algo contra la Xirgu, como en esta carta de Dalí a Lorca de mediados de marzo de 1926: <<Tampoco he comprendido nada nada nada a Margarita. ¿Era tonta? ¡Loca?>> O en la misma de principios de mayo de 1927: <<Recuerdos la Margarita, Debe ser casi una chica grande y todo [...] ¿Qué coño haces en Madrid, piensas continuar con las Xirgus?>> o en la misma de diciembre de 1927: <<Estoy tentado de mandarte un retazo de mí pijama color langosta, mejor digo, color "sueño de langosta", para ver si te enterneces desde tu opulencia y me mandas dinerito, ¿tú no crees, mono, que es inaudito que la Xirgu no se le haya ocurrido que tenía que pagarme, aunque fuera un poco, mis decorados (que por otra parte han gustado a los putrefactos y han hecho aparecer, sobre todo en Madrid, una obra de vanguardia mucho más de vanguardia de lo que hubiera sido con unos de Fontanals o Alarma)? Fijate, con dinerito, con 500 ptas, podriamos hacer salir un número de la revista Anti-artística, en la que nos podriamos cagar desde en el Orfeón catalán hasta Juan Ramón>>


Los decorados de "Mariana Pineda" de Salvador Dalí se quemaron en Chile en 1.943, al incendiarse el teatro.
En septiembre de 1.925, Eduardo Marquina prometió a Federico García Lorca que recomendaría "Mariana Pineda" a Margarita Xirgu, pero la obra no le es entregada hasta finales del verano de 1.926, en el Hotel Ritz de Madrid por la actriz Lydia Cabrera que la fue a buscar a casa de Marquina, el dramaturgo catalán.
A continuación llegó Federico y se produjo el primer encuentro entre Margarita y el poeta; como era la hora del aperitivo ellos pidieron whisky y la Xirgu pidió lo mismo, al respecto más tarde dijo: Me supo a petróleo y lo dije... Federico reía apoyando en la O. Pocos días después llegaba Margarita a Barcelona y le entregaba "Mariana Pineda" a su hermano Miquel, que había leído mucho, tenía un gran conocimiento del teatro y ella había confiado siempre en su buen gusto, teniendo en cuenta sus opiniones. A Miquel Xirgu la obra le entusiasmó más por el poeta que por el dramaturgo y no porque no le gustara, sino porque había descubierto en ella a un gran poeta nuevo. Los hermanos Xirgu una vez más coincidieron y Margarita decidir estrenar "Mariana Pineda". También Marquina posteriormente presionó a la Xirgu para que estrenara la obra, que las actrices Catalina Bárcena y Pepita Díaz no habían querido hacer. Pues bien, cosas del azar, Eduardo Marquina tenía casa en Cadaqués y era amigo de los Dalí, que como todo el mundo sabe también tenían casa allí, casa en la que Lorca y Dalí prepararon la escenografía del drama. Mira por dónde, Cadaqués y sus veraneantes también influyeron en la realización de la obra.
El 29 de diciembre de 1.934 se estrena "Yerma", de García Lorca en el Teatro Español de Madrid, y en Barcelona se estrena en septiembre de 1.935 en el Teatro Barcelona.
Durante las representaciones de "Yerma" en Barcelona, explica Ana Maria Dalí que hacía siete años que no se veían el poeta y ella, la "sirena" de otros tiempos.
"Entonces vivía yo en el Palau de Pedralbes, que en tiempo de la República había sido convertido en Residencia de Estudiantes. Tan pronto como me enteré de que Federico estaba en Barcelona, acudí enseguida a verlo al teatro. Sólo entrar me fui al camerino de Margarita Xirgu, de la cual guardo un gran recuerdo. Cuando le dije que iría a ver a Federico, no hacía más que mirarme y decir: "Qué contento se pondrá ... qué contento se pondrá cuándo te vea"!. Pero a la hora de empezar la función Federico no había llegado todavía y la Xirgu, antes de salir a escena, le escribió una nota diciéndole que yo me encontraba en la platea. Antes de separarnos, la actriz me dijo que a ella también le había dado una gran alegría que fuera a ver a Federico. No hacía ni cinco minutos que se había levantado el telón que Federico ya estaba a mi lado. Yo ocupaba una butaca del pasillo lateral. Me levanté, me abrazó, me cogió de la mano, y así, cogidos de la mano, como hacíamos en Cadaqués, salimos del teatro. Volvíamos a estar en 1.927?. Pues si, por qué no?".



Foto de Ana Maria Dalí

extraída del libro de Antonina Rodrigo sobre los dos hermanos


Foto extraída de la exposición "Margarita Xirgu" en el Teatro Español de Madrid

"La zapatera prodigiosa" de Lorca"

 

Algunos textos han estado extraídos de la biografia:"Margarita Xirgu y su teatro" y "Margarita Xirgu.Una biografía"de Antonina Rodrigo "Margarida Xirgu, cartografia d'un mite. De Badalona a Punta Ballena" de Francesc Foguet i Boreu y de Viquipèdia

 

XAVIER RIUS XIRGU

 

 

álbum de fotos

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.